Home – Gadget House Competition

FEBRUARY 2017

COMPETITION:

TEAM:

HONORABLE MENTION

UPV

ALEX TINTEA

Hay una gran diferencia entre el mundo interior y el mundo exterior. Lo interior es menudo, íntimo, diminuto – mientras que lo exterior se extiende hasta el horizonte.

Sverre Fehn nos habla del hogar como un espacio de la naturaleza atrapado por la arquitectura. Siempre aparece el exterior – la naturaleza. Sin ella el hogar pierde sentido. Incluso en la materialidad. La arquitectura del desierto está hecha de los mismos elementos del paisaje – tierra, agua y paja. Todo lo demás – enseres, telas, alfombras – es nómada. La construcción se desnuda para formar parte de la tierra. Cuando el material es uno – la arquitectura es un eterno variar de luces y sombras.

EL REFUGIO – el regreso al lugar de partida, donde reflexionar sobre las experiencias y proyectarlas sobre el futuro. Es el cobijo íntimo, el santu- ario, el lugar para el descanso. La casa se vuelve hacia dentro, entorno al hogar, entorno al fuego y el agua.

En las casa de Fehn aparecen cinco espacios: la naturaleza, el espacio del hogar, el agua y el fuego, el espacio de alrededor, el espacio emocional y el espacio para la memoria.

Nosotros entendemos el refugio como algo más que una protección de la naturaleza, el hogar tiene unos espacios con un distinto grado de intimi- dad, acabando en la cueva, el lugar más íntimo donde uno se siente protegido. El fuego está en la entrada de la cueva, creando uno de los lugares de más tensión del refugio.

Otro lugar con mucha tensión es el que se crea debajo del marco. Es el espacio de remanso – el único espacio con techo de la zona central. Sin embargo, a diferencia de la cueva, está abierto al exterior creando uno de los espacios más calientes, con menos intimidad.

Por último, uno de los elementos más importantes del proyecto es el suelo. Utilizamos el suelo para marcar el límite de lo que es dentro y fuera del habitáculo. En las distintas variaciones de los elementos que forman el refugio no hay un perímetro de nido por un cerramiento. Sin embargo, el suelo de ne con una sola línea la diferencia entre la naturaleza y el refugio.

© Alex Tintea 2017